Hongos en las uñas con Láser

Los hongos en las uñas son un problema frecuente, y afectan tanto las manos como los pies. Éstos son provocados por hongos filamentosos, esporas y mohos, que se implantan en un terreno donde hay humedad, oclusión y/o trauma, así como un problema de inmunidad.

Se pueden tratar con pastillas y aplicaciones externas; estas terapias son prolongadas (duran entre 8 a 12 meses), con resultados generalmente satisfactorios. Sin embargo, desde hace ya varios años, se reportó la eficacia del Láser para tratar los hongos en las uñas; y, actualmente, este procedimiento se realiza con el láser Neodimio YAG (con el que contamos) , el cual es bastante efectivo.

Para el tratamiento no se requiere preparación previa, es indoloro, se hace sin anestesia y se requiere de 4 a 6 sesiones con un intervalo de una semana entre cada sesión, aproximadamente. Con este tratamiento, se logra que la uña que va creciendo no esté infectada.

No se puede garantizar la desaparición definitiva, porque las uñas pueden continuar expuestas a los hongos del medio ambiente, y si persiste un medio adecuado para el crecimiento del hongo, se puede dar una reinfección; por ello, las personas deben cuidarse. El Laser es preferentemente efectivo cuando afecta la lamina ungueal, que es la parte dura de la uña.  Si está comprometida la matriz ungueal que es donde nace la uña se puede necesitar  tratamiento interno con pastillas, por eso es importante la evaluación del dermatógo.